lunes, 7 de marzo de 2011

Pollo con leche de coco al estilo de Martinica y panecillos de yuca con mozzarella


Este post ha sido redactado según el Código de Confianza C4C
Con esta receta participo en el concurso "Pon una cocotte en tu vida" Alfonso, de Recetas de Rechupete, con la colaboración de Le Creuset.

Y con este riquísimo plato caribeño inauguro mi flamante cocotte black satin, de la que disfruto por cortesía de Le Creuset. Se trata de una cocotte de hierro fundido esmaltado en negro de 26 cm de diámetro y estoy total y absolutamente enamorada de ella. Dejadme que os presente a esta preciosidad:




Cocinar en cocotte no tiene nada que ver con hacerlo en cualquier otro tipo de olla o recipiente al uso. Las cocottes de Le Creuset distribuyen el calor de manera uniforme, con lo que el alimento que estamos cocinando, el pollo en este caso, no se pega, no se quema y se cocina de manera homogénea. Además, mantienen el calor durante mucho tiempo, con lo que podemos cocinar a temperatura moderada mientras la cocotte aprovecha al máximo el calor, y podemos apagar el fuego antes de terminar la cocción porque ésta se completa con el calor residual.
Además, tanto si la cocotte es de hierro como si es de gres, podemos terminar la cocción (o preparar el plato en su totalidad) en el horno porque es apta para vitrocerámica, inducción, horno eléctrico o de gas.

Si como yo sois entusiastas de los platos que requieren preparación al horno en cocotte, o si os gustan los guisos tradicionales, esos que hay que tener a fuego lento durante bastante tiempo, os la recomiendo. Es una inversión para toda la vida, bastan unos cuidados muy sencillos y estará siempre en perfectas condiciones.

Hasta ahora cuando hacía ciertos platos (boeuf bourguignon, fricassées) utilizaba "apaños", como pyrex con tapa o terrinas aptas para el horno, pero cocinar en esta cocotte es como entrar en otra dimensión. Diréis que soy una exagerada y algún mal pensado habrá que opine que lo digo sólo porque tengo que hacer publicidad, pero en serio, no es una exageración. Probar para creer. Y por si fuera poco lo bien que cocina, es tan bonita que puedes llevártela a la mesa!

Y sin más preámbulos os dejo con la receta
Pollo con leche de coco al estilo de Martinica
Ingredientes para 4 personas:
1 pollo cortado en 8 trozos (yo para hacer aproximadamente media receta puse dos cuartos traseros enteros, que es lo que veis en las fotos)
4 cucharadas de zumo de limón
1 piña de 1 kg
Pan rallado
Mantequilla
AOVE
50 grs de pasas sultanas
3 cucharadas de ron añejo
2 cucharaditas de mezcla de especias (yo le puse un mix de canela, clavo, nuez moscada y jengibre)
150 ml de leche de coco
1,5-2 litros de caldo de ave
2 naranjas
250 grs de arroz
Panecillos de yuca y mozzarella
Ingredientes:
2 y 1/2 tazas de harina de yuca
4 tazas de mozzarella rallada
1 cucharadita de levadura química
Una piza de sal
113 grs de mantequilla a temperatura ambiente, cortada en cubitos
2 huevos
50 ml de agua (aprox)
Preparación
Salamos las piezas de pollo y las rociamos con el zumo de limón. Cubrimos y dejamos macerando una hora. Podemos aprovechar ese tiempo para hacer los panecillos:
Ponemos en el procesador la harina de yuca con la mozarella, la sal y la levadura. Pulsamos 3-4 veces para que todo se mezcle y añadimos la mantequilla. Seguimos batiendo hasta que tengamos una especie de migas. Añadimos el huevo ligeramente batido y cuando esté perfectamente integrado incorporamos el agua muy poco a poco, sólo la suficiente para que la masa ligue. No deberá pegarse a los dedos pero tiene que quedar muy elástica.
Formamos bolas de unos 4 cm de diámetro que hornearemos durante 7 minutos a 180º. Pasado ese tiempo las sacamos, pincelamos con huevo batido, espolvoreamos con unas hebras de mozzarella y volvemos a meterlas en el horno para gratinarlas sólo con el grill durante 3 minutos.




Retomamos ahora nuestro guiso.
Calentamos la cocotte con un par de cucharadas de AOVE y rehogamos el pollo. Añadimos las pasas, el ron y la mezcla de especias. El aroma de la humareda alcohólica que veis en la foto es espectacular.


Incorporamos la leche de coco y dejamos que el pollo se empape bien en ella removiendo con cuidado de no romper las piezas.



Cubrimos con caldo de ave, bajamos el fuego y dejamos cocer tapado durante 1 y 1/2 horas.




Pasado ese tiempo, la carne debería desprenderse del hueso como veis en la foto. Dejamos cocer destapado otros 20 minutos para que el caldo reduzca un poco.


Preparamos mientras tanto la piña, que pelaremos, cortaremos en rodajas, y éstas a su vez en 4 trozos cada una. Las rebozamos en pan rallado y las doramos en una sartén con mantequilla.


Ya estamos casi listos para emplatar: sólo nos falta pelar las naranjas y cortarlas en rodajas.
En cada plato serviremos una porción de arroz, pondremos encima una pieza de pollo, unas pasas que rescataremos de la cocotte, unos trozos de piña rebozada y una o dos rodajas de naranja. Regamos todo con caldo de la cocción... y a chuparse los dedos!
Fuente: "The complete caribbean cookbook" (Pamela Lalbachan), con modificaciones. De hecho es un remix entre dos platos tradicionales: "Poulet au laît de coco" y "Colombo de poulet"






19 comentarios:

Rosaleda (Maria Begoña) dijo...

Estoy literalmente enamorada de esos cacharros, pero me pasa como con la máquina de pasta, o con la panificadora.... me parece un gasto brutal....

Me llevo la receta, porque me ha parecido deliciosa...... una exquisitez.

Suerte en el concurso...

Besos y buena semana.

Fabi dijo...

Muchas gracias Begoña, muy buena semana para ti también. Un besazo.

Carmen dijo...

Una comida riquísima, una combinación de sabores muy original y unas fotos preciosas!

Federica dijo...

questo piatto è veramente squisito! baci!

Marivi dijo...

Me encantan las recetas de carne con frutas para darle dulzor. No tengo excusa para no hacerlas porque no tengo una sino dos cocottes en casa que usamos un monton porque son una inversion estupenda.
Besos

Lazy Blog dijo...

Qué suerte!!!

Me gusta mucho tu receta, pero más tu cocotte...

Beso

A la cuina, amb un parell d'ous. dijo...

Qué buena pinta tiene todo. Muy bien explicado el paso a paso. Tendré que poner una cocotte en mi vida, jeje.
Besos.
Belén

Silvia dijo...

¡Qué exótico y tentador este plato!
Hoy fiesta en casa a la hora de la comida ¿no?

Besos.

Marisa dijo...

Una receta fantástica! Te ha quedado un plato muy completo y delicioso. Gracias por compartir esta receta con nosotros.

Marisa

jose manuel dijo...

Que exótico plato, me fascinan este tipo de comidas.

Saludos

Curra dijo...

Me encantan este tipo de platos y que decir del cacharro.
Besotes

Davinia dijo...

menuda pinta!! me encanta!!!

Sofritos y Refritos dijo...

Que delicia, que bien explicado, que presentación! me ha encantado! muchísima suerte en el concurso, por mi tienes un 10!
Besos,
Nasy

Begoña dijo...

Fabi, cómo me ha gustado esta entrada!!!!!

Lo primero por la cocotte, de la que soy "fan" total. No tengo la cocotte de Le Creuset, pero tengo una ovalada de Fissler espectacular y lo último que he comprado son unas redondas de Valira de Hierro colado, que no me explico como he podido cocinar sin ellas hasta ahora. Como bien dices, es otra dimensión en la cocina!!!

Y por otro lado la receta, que me encanta!!! Los colombos, la cocina del caribe.... cómo me gusta...
Pero te contaré, que estuve una semana en la Martinica y la mejor comida que hicimos fué el último día en el McDonald's, cerca del aeropuerto... De verdad, después de los buñuelos de bacalao y los langostinos "grillés" había poco más... increible, de verdad, por más que buscamos, preguntamos... nada. También había en todos sitios el "lambi", esas caracolas enormes, preciosas... que yo no fui capaz de probar....

Recuerdo esa semana como maravillosa, pero no vi un plato como el que tu has preparado por ningún lado... con lo a gusto que yo me lo hubiera comido. Voy a prepararlo tal cual lo has hecho tu y recordaré momentos estupendos!!

Un saludo, Begoña

Lolah dijo...

Qué bien le has hecho los honores a la cazuela!
Me encantan esos platos exóticos con su leche de coco y la piña,,,qué rico!
Los panecillos de yuca no tengo ni idea de como serán, me encan taría probarlos.
Un besico.

Fabiana dijo...

i tuoi piatti cara fabi sono sempre una grandissima tentazione.. un abcio

Federica dijo...

un saluto e un augurio di buona festa della donna!!!!!!!!baci!!

Brétema dijo...

Me chiflan estas cazuelas, pero tendré que esperar a que mi economía mejore. Además, en casa de mi abuelo hay cocina de leña, y ya solo de imaginar cómo sabrían esos platos.
Tu pollo ha quedado de lujo.
Un abrazo!!!

kanela y Limón dijo...

Deliciosa la receta y esa cocotte... bestial!!
Un besiño.