martes, 15 de marzo de 2011

Mermelada de café


A veces en la vida hay pasiones que llegan de manera tardía pero arrolladora. Eso es lo que me pasó a mí con el café. Antes de los 30 lo odiaba, poco después empecé a tolerarlo, y a partir de los 40 me he vuelto adicta a él, y encima gourmet. Supongo que en esto tiene culpa mi experiencia italiana: No me vale cualquier café. Si no puedo beber un buen café prefiero no beberlo. Me horroriza el café de cafetera eléctrica, no soporto ni el olor. La Nespresso y el aeroccino ocupan un lugar preferente en mi cocina. Para mí el cappuccino o el latte macchiato son lo que marca el comienzo del fin de semana, los dos únicos desayunos que hago tranquilamente, permitiéndome el lujo de una sobremesa tranquila y relajada que permita recargar las pilas y recrearme pensando en todo el tiempo que tengo por delante... e intentando no pensar en lo poco que me va a cundir al final.

Bueno, a lo que iba: cuando vi esta receta en el blog de Federica, que siempre os recomiendo y si habéis entrado habréis visto que con razón, me dije que tenía que poner manos a la obra. Desde entonces la he preparado dos o tres veces, es sencillamente exquisita. Si os gusta el café no podéis dejar de hacerla, es sencillísima y rapidísima si elegís la versión en microondas. Yo seguí la sugerencia de Federica de añadirle una pizca de guindilla en polvo y es sencillamente espectacular. Se puede incorporar a la preparación o espolvorearla sobre la mermelada cuando la estemos untando en pan, bizcocho, etc. Un poco de pan casero (como el de la foto, que es pan sin levado, podéis ver la receta pinchando aquí) , mantequilla, esta mermelada y un buen café y no se puede pedir más, a mí no se me ocurre mejor manera de empezar el día.


Ingredientes:

1 kg de manzanas (peso neto, ya peladas y descorazonadas)

400 grs de azúcar

3 cucharaditas de café soluble

3 cucharadas soperas de café molido


Preparación:

Ponemos las manzanas peladas y cortadas en trocitos pequeños en un recipiente apto para microondas. Lo cubrimos con film que perforaremos por varios puntos y cocinamos a 750W durante 10 minutos.

Sacamos del microondas y pasamos por la batidora. A mí me gusta que quede una textura más bien gruesa, con trocitos sin deshacer, pero eso va en gustos.

Añadimos el azúcar, el café soluble disuelto en una tacita (obviamente, de las de café) de agua hirviendo y el café molido. Mezclamos bien todo y volvemos a llevar al microondas durante otros 15 minutos (aquí conviene hacer la prueba del plato, por ejemplo a los 10 minutos, para asegurarse de que no espesa demasiado)

Sacamos del microondas, le damos un par de vueltas para asegurarnos de que todo está perfectamente amalgamado y envasamos en frascos de vidrio previamente esterilizados con 5 minutos de hervor. Una vez dentro de los frascos, metemos éstos unos cuantos segundos en el microondas, lo justo para que vuelvan a arrancar el hervor (yo me quedo vigilando a una distancia prudente hasta que veo que esto ocurre. Lo de la distancia es porque el microondas me inspira muuuuucho respeto)

Cerramos rápidamente los frascos y los ponemos boca abajo envueltos en un paño hasta que se enfríen completamente. De esta forma harán el vacío por sí mismos y se conservarán durante meses. Vaya tontería acabo de decir, verdad?








22 comentarios:

Rosaleda (Maria Begoña) dijo...

Mermelada de café..... y dices que las has hecho más veces??? Pues muchas gracias por poner la receta... sin duda alguna la tendré que probar... el café es casi mi único vicio ( comprar no cuenta).... ya te contaré.

Una forma deliciosa de empezar mi mañana.

Besos

Federica dijo...

:)) il peperoncino ha colpito :)) Sono contenta tesoro, un bacione e grazie del link. Buona giornata

Yoly dijo...

Qué receta más curiosa! Mi relación con el café es de amor-odio. No puedo tomarlo después de las 6 de la tarde, porque si no ya no dormiré en todo la noche, y el que más me gusta es el que me hago yo en casa, con café de la marca Segafredo. Soy así de rara... Pero todo dulce que sepa a café me pierde, por eso tengo que hacer esta mermelada sin falta. Gracias por la receta.

Renata dijo...

That's so interesting Fabi! I had never heard of coffee jam before!

Carmen dijo...

Qué receta más curiosa!! yo café tal cual no puedo tomar,me sienta fatal, ahora en flanes o postres no tengo problemas. A mi marido le encanta, seguramente se la prepare para los desayunos

Brétema dijo...

Me has dejado súper intrigada con esa mermelada. La probaré.
Un abrazo

Sara dijo...

Me tendrias que ver...boli en mano...por que nena...tengo café molido italiano, joer, que café! y es que me pasa como a ti. Los mejores cafés los tomé alli y nunca más...

Yo tengo una cafetera electrónica, primero muele el café y despues te lo hace, es una pasada, Saeco y lo que me gaste...de sobra está amortizado. Me encanta tomar buen café en casa.
Vaya con la receta nena, mil gracias y me voy hacerlo. Te digo cosas.

Carol dijo...

Que receta tan original Fabi! Es la mermelada más original que he visto en mucho tiempo, seguro que está riquísima, aunque no soy yo muy de tomar postres con café, no se por que.... aunque el café me encanta, eso si, como tu bien dices, un buen café!

Un besito y feliz semana

Smetelig dijo...

Pues aquí otra adicta más al café, y como tú al café de verdad nada de cosas eléctricas¡¡¡ yo también tengo mi nespresso desde que nadie las conocía ni daba un duro por ellas y ahora son el pan nuestro de cada día, aunque yo soy todavía más exquisita y como el café de cafetería con esa presión que tiene¡¡¡ cualquier día en un análisis de sangre entre los índices de colesterol y azúcar me sacan el de cafeína jajaja¡¡

Lazy Blog dijo...

Impresionante Fabi. Impresionante este recetón.

jose manuel dijo...

Que original, nunca he visto una mermeladade café, no me imagino el sabor. La verdad es que se ve fantastica.

Saludos

Federica dijo...

mmmmmmmmmm...una vera bontà!!!baci!

Chelo.-Cogollos de Agua dijo...

Que sorpresa! mermelada de café, pues para mi que soy cafetera es la ideal, ya me está faltando tiempo para hacerla.
un saludo

María José dijo...

Aquí otra cafetera....Ayer estrené mi Nespresso.Estoy jugando con los colores, todavía no me aclaro.
La mermelada, todo un invento.No la había visto en mi vida.Ya he tomado nota.
Un abrazo,
María José.

Flor de Canela dijo...

Que original!
Me gusta mucho tu blog y esta receta de mermelada!
Te invito a visitar el mio!
un saludo

Gabriela, clavo y canela dijo...

Wow Fabii! que original esta mermelada! yo soy muuuuy cafetera, desde siempre. Pero no esas de tomar muchas tazas al día, con 1 o 2 estoy feliz, pero de BUEN café, nada de esos ''té de calcetín'' como les digo a los que ofrecen en algunos restaurantes, jaja..
Me encanta la receta, la voy a guardar..
besitos

Mary dijo...

Fabi, this sounds - well fabulous :-). I really have to try it. I hope you have a wonderful day. Blessings...Mary

Curra dijo...

soy una amante del buen café y me has sorprendido muy gratamente, así que me la llevo que no tardo en prepararla.
Besos

Lolah dijo...

Fabi, ayer me quedé alucinada con esta mermelada pero no me dió tiempo a comentarla, ahora vuelvo y ya tienes otra entrada...estás lanzada!
Pero no quería dejar de decirte que me parece fantástica y que la voy a hacer sin duda...no me puedo quedar con la curiosidad!
Un besazo.

Paula dijo...

me acabas de dejar en el sitio. A mi hace poco que me gusta el café, me gustan suavecitos, qué intensidad tiene esta mermelada???

Gracias wapa, Paula
http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net
http://galletilandia.blogspot.com

Salome dijo...

He venido directa a por esta receta porque vi la que le regalaste a Anniki, me encantará! Besos

Manu Ruiz dijo...

No dudes que la haré!!!!
gracias!!!