miércoles, 30 de marzo de 2011

Coconut milk, rhum and chocolate chips bundt cake - Bundt de leche de coco, ron y trocitos de chocolate... y algunos desvaríos


Llevo varias semanas desaparecida, con entradas programadas (algunas han hecho acto de presencia de manera inoportuna, como la de la quiche de Whole Kitchen que salió un día por las buenas, dos semanas antes de plazo) y con otra que blogger se engulló completamente y eso me desmoralizó tanto que hasta hoy no me he sentado a reescribirla. Eso sí, en un documento fuera de blogger, para que no me vuelva a ocurrir lo mismo. Querida Blo, cómo me acordé de ti y de tu fantástico post de los zapallitos rellenos cuando entré en blogger para recuperar mi post y vi que quedaban sólo las fotos y que el texto había volado!


Quien quiera ir a la receta de hoy, puede darle al ratón hasta pasar la siguiente foto, porque lo que viene ahora son desvaríos personales varios que quería compartir pero comprendo que no os interesen a la inmensa mayoría.


Últimamente estoy bajo mínimos en cuanto a publicación y de momento va a seguir siendo así. Tengo dos compromisos adquiridos para publicar artículos en la sección Food Talk de las Daring Bakers de aquí a final de año y los voy a mantener, pero en cuanto al resto de cosas en las que hasta ahora participaba regularmente, a partir de ahora quizá no las deje del todo pero sí voy a ir un poco a mi aire. He cambiado de lugar de trabajo (no de empresa, sólo de ubicación) y eso implica levantarme todos los días a las 5.30 y volver a mi casa mucho más tarde que antes, con lo que tengo muy poco tiempo para pasar con mi hija hasta que ella se duerme, y cuando ella, que para eso es pelín rebelde, por fin se duerme... en fin, ya sirvo para poco: apenas algo de tele, hojear algún libro de cocina maravilloso, leer unas cuantas páginas del libro de turno (porque no sólo de literatura gastronómica vive el food blogger) y dormirme agotada, o sea, nada de tiempo para cocinar durante la semana. Y el fin de semana siempre hay cosas atrasadas que hacer, algunas quizá no tan gratificantes como cocinar platos largos y complicados de los que me gustan, pero casi siempre son cosas más urgentes e importantes que encerrarme a trastear en la cocina, así que voy a bajar un poco el ritmo. Sé que mi ritmo es ridículamente lento en comparación con el de otros bloggers, pero aún así a mí me ha supuesto un esfuerzo enorme publicar una o dos veces por semana como había estado haciendo én los últimos meses. También me ha supuesto un esfuerzo enorme presentarme a todos los concursos en los que he tomado parte últimamente, con resultados desastrosos puesto que lo único que he conseguido es ser finalista en el concurso de cupcakes de Davinia. Y como no me gusta pedirle votos a nadie (porque confieso que tampoco me gusta que me lo pidáis a mí, queda dicho y espero que nadie se ofenda) no lo hice. Pienso que si lo que hago gusta, genial, pero si tengo que promocionarlo entonces ya no me interesa. No sé si el resultado hubiera sido diferente en caso de haber pedido a la gente que me votara, pero ni me lo planteo. En algunos casos mi experiencia en concursos ha sido decididamente negativa, no voy a dar nombres (y da igual porque la persona en cuestión no forma parte de "nuestro" grupo de bloggers españoles, que nadie se sienta aludido) pero me ha dolido muchísimo presentar una receta a un concurso, tomándome incluso la molestia de traducirla para que los lectores de esta persona no tuvieran ninguna dificultad en leerla y valorarla, para que al final esta persona ni siquiera me acusara recibo de mi participación en el concurso. Y no es el único caso en el que he salido "escaldada" de un concurso últimamente, de otros casos prefiero directamente ni hablar porque sé que más de uno se ofendería, sólo diré que me he desengañado muchísimo de los concursos en general así que he tomado la decisión de no volver a participar en ninguno, al menos en lo que queda de año. Prefiero dedicar mi escaso tiempo a poner en práctica recetas de las que siempre tengo pendientes y que van quedando relegadas por falta de tiempo, hacer sencillamente lo que me apetece sin sentirme obligada a nada. Sin la presión que supone tener que hacer una preparación corriendo, muchas veces de noche, sin luz ni medios para fotografiarla como Dios manda. Sin la frustración que suponía ver publicada antes por otra persona una receta que tengo pendiente desde hace siglos, una receta para la cual a lo mejor incluso me he comprado expresamente algún cacharro que aún ni siquiera he tenido tiempo de sacar de su caja. Últimamente me he dado cuenta de que estaba demasiado obsesionada con publicar las cosas que "tenía" que publicar, siempre corriendo, sin disfrutar lo que hacía, sólo pensando en la foto y en escribir la receta para subir el post de turno. Y después de unos días de tomar distancia del blog a causa de mi nueva dinámica cotidiana, me he dado cuenta de que esta distancia me ha hecho bien, me ha hecho relativizar la importancia y la urgencia de determinadas cosas, y me ha ayudado a darme cuenta de que si el blog me hace llegar a tal grado de estrés, preocupación y frustración, entonces no estoy enfocándolo como debería. Mi blog no tenía que ser una obligación, lo concebí como un lugar para dar rienda suelta a mi pasión de cocinar pero también como un refugio, un remanso de tranquilidad donde evadirme del estrés cotidiano. Desde luego no tenía que ser otra fuente de estrés, de eso ya voy sobrada. Espero que mis comentarios no molesten a nadie, si es así lo lamento pero necesitaba contarlo. Y ahora la receta.



Este bundt nació de la improvisación. En teoría debería haber sido un bundt de coco que seguiría fielmente la estupenda receta de Sweet180º, pero un fatídico accidente (que contaré en otra ocasión, cuando pueda hacer la receta original) con cierta botella de un riquísimo jarabe concentrado de coco lo impidió.


Ingredientes:


3 tazas de harina


1 cucharadita de polvo de hornear


1/2 cucharadita de sal 250 gr. de mantequilla (temperatura ambiente)


2 1/2 tazas de azúcar


6 huevos


1 cucharadita de extracto de vainilla


2 cucharadas soperas de ron añejo


1 de taza de leche de coco (sin azúcar)


175 grs de pepitas de chocolate (yo no tenía y le puse chocolate de cobertura cortado en trozos, pero es mejor usar gotas o pepitas)







Preparación: Precalentamos el horno a 180º y engrasamos un molde de bundt o de rosco. Tamizamos la harina, el polvo de hornear y la sal y reservamos. Mezclamos la leche de coco con el ron y el extracto de vainilla y reservamos. Cortamos el chocolate en trozos pequeños y... pues claro, reservamos!



Metemos la mantequilla en nuestro robot o amasadora y la batimos a velocidad media con el azúcar hasta que la mezcla esté blanca y muy cremosa. Añadimos la leche de coco y seguimos batiendo hasta que esté perfectamente integrada. Batimos ligeramente los huevos en una jarra para incorporarlos poco a poco a la masa. Lo haremos en un chorro fino, como si estuviéramos incorporando el aceite a una mahonesa.


Añadimos ahora los ingredientes secos, bajando la velocidad. Los incorporaremos en 3-4 veces alternando con la mezcla de leche de coco, ron y vainilla.


Fuera del robot, añadimos los trozos de chocolate mezclando con una espátula para que se distribuyan uniformemente por toda la masa.


Volcamos la masa en el molde, la dejamos caer un par de veces suave pero decididamente sobre la encimera protegida con un paño de cocina y pinchamos con una brocheta posibles burbujas que nos hayan quedado en la superficie.


Horneamos durante 1 hora y 5 minutos, o hasta que esté ligeramente dorado y un palillo insertado en el centro salga completamente seco.

15 comentarios:

Marisa dijo...

Fabi, siento mucho que tengas ese sentimiento de decepción con los concursos porque para mi era un placer encontrar una receta tuya en ellos. Si yo tuviera un concurso, sin pensarlo te daría el premio. Tu blog me encanta, tus recetas son toda una fuente de inspiracion y las fotos son inmejorables. La receta de hoy me parece deliciosa y estoy segura de que la haré como algunas de tus recetas. Gracias por tus recetas y sigue así

Un fuerte abrazo
Marisa

Sara dijo...

Hola Fabi, estoy tan de acuerdo con todo lo que dices que nena...parece que lo haya escrito yo misma.
No participo ni participaré, de momento y mientras se sigan esas lineas, en ningún concurso, no pediré, porqué no me gusta que me lo pidan a mi, el voto para ningún concurso y es qué, ¿que merito tiene el ganar? me lo quieres explicar... es que si todo el mundo que te conoce, padres, hermanos , familia, amigos, blogueros...te votan y vas y ganas, ¿que eres el mejor? que jurado competente ha valorado ese ranking?, en fin... que a tu ritmo y que me encanta venir aquí y que ese bizcocho y el molde donde lo has horneado me chifla...lo necesito! jajajaja un besote muy grande, ah! otra cosa, conmigo no tienes obligación alguna de visitarme, ese tiempo pa tu niña...

Sweet 180° dijo...

Hola Fabi, Que receta más rica! Ahora esto será un intercambio, tu con la de coco y yo con ésta... la haré hasta en el mismo molde... eso del ron ya es un pecado tropical. Que rica combinación.

Con respecto a los desvarios ni te preocupes, está muy bien que digas tu opinión. Yo a veces concurso y a veces no, me lo tomo con calma. Pero lo de la votación es verdad, debería ser un jurado con cierto criterio y no votos en plan Operación Triunfo!
Te mando besos y ánimos con el nuevo trabajo.

PD: en los concursos que he participado ni de última finalista he quedado jajajajajajajjajaja

Begoña dijo...

Fabi, yo también te entiendo perfectamente!!!
Hace tiempo que entendí que hacía el blog para mi y los míos. Que era una recopilación de las recetas familiares y de todas la recetas que vamos probando y ampliando en nuestro recetario. Y además nos permitimos el agradable hecho de compartirlo con los demás.
A mi el blog me tiene que dar alegrías y buenos momentos. El resto lo descarto. Por eso solo procuro participar en retos que no sean concursos, como las Daring, o en concurso que me guste el tema o la persona que lo organiza, sin pretender en ningún momento ganar.
Yo también he sufrido decepciones en ese sentido y creo que no merece la pena.
Creo que hay muchos blogs que se están desvirtuando entre la publicidad y la obsesión de los concursos. A mi me tienen un poco saturada.
Y respecto a la receta, que quieres que te diga, que esa mezcla tropical me vuelve loca!!!
Un saludo (desde Nerja...), Begoña

Ingrid dijo...

Hol Fabi!! la vida ya es bastante complicada y estresante como para estresarse con las cosas que deberían darnos felicidad y hacerlas con pasión. A veces sin darnos cuenta, en el mundo de los blogs,nos vemos arrastrados, por diferentes razones, a participar en varios concursos, retos y demás que lo convierten en una obligación y entonces ya no es bueno ni saludable..... creo que tienes que priorizar y lo primero es tu bienestar y tu familia, sobretodo tu peque!!! y tú tranquila que nosotros estaremos por aquí para cuando publiques ;)
Ahora....este bundt es una pasada!! a mí me chifla hacerlos! tienen una forma ta bonita.... y la combi de sabores que tiene el tuyo me parece fabulosa!!!
Muchos Besos guapa!!

antonia dijo...

tienes razón, a veces ésto estresa más que otra cosa... hay que tomarlo con calma, es que conlleva muchas cosas, recetas, fotos, comentarios, y encima si participas en concursos... hay qeu relativizar... pero aparte de todo ésto te bundt de ha quedado PERFECTO!!

Daniela dijo...

Ciao girovando per il web sono arrivata al tuo blog e sono felice di essere arrivata qui' ho trovato delle ricette splendide, complimenti.
A presto Daniela.

Rosaleda (Maria Begoña) dijo...

Hola!!
He pasado por aquí, porque me parecía muy raro no tener noticias tuyas en estos días.....y mira lo que me he encontrado...........

Está claro esto es una distracción, un hobbi y no una causa de estres, que para eso ya tenemos bastante en la vida cotidina.No fastidia.
Estoy contigo al 200%, a mi algunas veces también me cuesta mantener mi ritmo de publicación, y comparada con otros no publico casi nada, pero me da igual, esto no es una carrera por conseguir más seguidores, o más visitas o más......... lo que sea.
Me gusta este mundo, porque he encontrado gente como tú, serena, con unas recetas magnificas y que no se guarda nada en la manga.

Con respecto a los concursos, solo he participado en 2, y gané uno, por puro azar... pero paso totalmente, cocino lo que me apetece y cuando me apetece y poco más.

Tómate el tiempo que te haga falta, pero no te olvides del todo de nosotros, porque te extrañaremos.

Muchos besos

M.Angeles;Noelia dijo...

Hola princesa! Después de toda tempestad llega la calma y a veces merece la pena pelear en la tormenta y disfrutar del sol después. Echar el freno y ver las cosas con cierta distancia a veces es más que positivo. No te hacen falta fuerzas porque te sobran, pero tienes amigos que te las darán si las necesitas,no todo el mundo puede presumir de ello. Relax y sé feliz, las cosas siempre pasan por algo. Mil besitos.

Sara dijo...

Mira, si te cuento lo que me ha pasado no te lo crees...joer, después de mil párrafos escritos bailándote el agua...jajajajaja, error!!!!!! casi me cago en tó!

Mira nena, que te echo de menos, resumiendo, y que yo aquí hasta que tú quieras, joer, joer, joer...

Carmen dijo...

Me he pasado por aquí porque me extrañaba no ver nada publicado tuyo. Se vé que se me pasó este post y espero que el descanso te venga bien.

Yo tampoco participo ni participaré en concursos de pedir votos, como no pido que me envíen muestras para no condicionar el poco tiempo que tengo en la cocina a hacer algo que no me apetezca, si veo un concurso sencillo, un reto que me atrae y puedo sí participo, pero sin metas.

Besos!

Carol dijo...

¡Hola Fabi!

Yo la verdad es que participo en poquitos concursos porque odio que me obliguen a poner banners en mi blog, me parece bien que sea una cosa opcional pero cuando te piden mil requisitos como poner el banner, hacer un comentario en facebook, etc, etc, ya me da pereza...

En fin vaya faena lo de tu concurso, es que de verdad....

En cuanto al bundt, me parece exquisito, tiene una pinta riquísima!

Un besito guapa!

Lula dijo...

fabi necesitamos hablar!!!!

Ana Segura dijo...

Suscribo todo lo que dices y lo comparto contigo al pie de la letra, que lo sepas. Sin darnos cuenta entramos en una vorágine que nos aparta del motivo de nuestro inicio, espero que nos centremos en lo que nos gusta, te ha quedado de lujo y el molde es de mis preferidos.
Besitos
Ana

Ana dijo...

Hola guapa!!! es la primera vez que llego hasta tu blog y me ha llamado mucho la atención tu reflexión, yo hace ya y sin saberlo llegué a la misma conclusión que tú, yo no vivo del blog, por lo que no tengo obligaciones, ésto es un hobby y cuando deja de serlo se vuelve monónoto y son horas de trabajo que se echan al cuerpo, por si ya tenemos pocas, así que suscribo lo que dices y alaaaaa a disfrutar, que de eso se trata

Un saludo!!!!!