jueves, 22 de septiembre de 2011

Bruschetta de habitas tiernas con Grana Padano



En muchos blogs y revistas de cocina se habla de crostini, crostoni, bruschette, delicias sencillas y a la vez espectaculares, y me apetecía decir algo al respecto porque sin ser una autoridad gastronómica puedo “presumir” de haber vivido en Italia y haber degustado cientos (y no exagero!) de estas pequeñas maravillas que pueden preparar el paladar para la comida o la cena, o constituir una comida por sí solos si los acompañamos con una buena ensalada y una copa de vino.

Los crostini (crostino en singular, palabra que proviene de crosta, que significa costra) son rebanadas de pan de tamaño pequeño (como la de una barra de pan corriente o una medianoche) que se sirven tostadas y untadas o condimentadas con todo tipo de preparaciones. Son famosísimos los crostini alla provatura (queso muy parecido a la mozzarella) que se aderezan con una mantequilla de anchoas fundida, y los crostini al fegato, es decir, al hígado. Se trata de un paté casero de higaditos de pollo que se prepara de diferentes maneras según la región: Hay quien sofríe los higaditos machacados con jamón de parma cortado muy fino, hay quien le añade canela, otros lo preparan sólo con ajo… El caso es que cada región tiene su forma peculiar de prepararlos y es deliciosa en todas las versiones que yo conozco: romana, toscana y lombarda. En una ocasión probé unos maravillosos en Milán, en la Tavernetta da Elio, donde se precian de preparar el mejor Ossobuco alla milanese. Pero ésa es otra historia, otro post, y otra receta.

A lo que iba. Después están los crostoni (crostone en singular), que se diferencian de los crostini en su tamaño y grosor. Se trata de una rebanada de pan más grande (por lo menos como la de una chapata) y también más gruesa, que tradicionalmente se tostaba o freía para servir sobre ella salsas a base de caza.

Por último las bruschette, bruschetta en singular, que viene del latín “bruscare” y significa quemar o tostar, que antiguamente era sólo una rebanada de pan tostada y posteriormente frotada con un diente de ajo y aliñada con un buen aceite de oliva. Posteriormente, con la aceptación del tomate en la cocina (ya sabéis que cuando llegó a Europa era considerado venenoso y se utilizaba sólo con propósitos ornamentales) se empezó a condimentar también con tomate y albahaca.
La denominación bruschetta es típica de la Italia central y creo (es sólo mi humilde opinión) que la más extendida internacionalmente.
Y como sé que estaréis hambrientos después de esta explicación, os dejo con la primera de las tres recetas de bruschette que voy a publicar en estos días y que espero que os gusten tanto como a mí.

Bruschetta de habitas tiernas con Grana Padano

Ingredientes para 4 personas:
4 rebanadas de pan, ya sea fresco o del día anterior
300 gramos de habitas
1 puerro
4 cucharadas de AOVE
100 grs de Grana Padano cortado en escamas

Preparación:

Cocemos las habitas y las pelamos.
Con la mitad de ellas y un poquito del caldo de cocción hacemos un puré y lo reservamos.
Rehogamos el puerro en el aceite y cuando esté dorado salteamos las habitas con el puerro un par de minutos.
Tostamos las rebanadas de pan y ponemos sobre ellas una capa de puré de habas bien caliente, colocamos por encima el sofrito de habitas y puerros, regamos con un hilo de aceite y rematamos con unas escamas de Grana Padano. Buon appetito!

Fuente: Inspirada en una receta del libro “Good Food 101: Soups & sides.”


17 comentarios:

Beatriz dijo...

Cuánto aprendemos contigo!!! me encanta la receta!
Nos vemos en breve. Muuuuuuuuuua

la cuina de l'estany dijo...

Esto tiene que estar de vicio!!!! Me encantan las habitas y también el parmesano mmmmmm!!!

Brétema dijo...

Me pierden estas recetas que se comen en dos o tres bocados. Y me tientan mucho esas habitas sobre el pan.
Un abrazo

jose manuel dijo...

Que aperitivo tan magnifico.

Saludos

Chez Silvia dijo...

Genial!! de habas no la he comido pero ha de ser genial!!! y con el queso ni te cuento!Bss

Giovanna dijo...

Ma che bontà! Le bruschette mi piacciono in tutte le versioni.

Baci

Giovanna

Stefania dijo...

Delizioso crostino
ciao

Nica dijo...

Veo que en tu empresa me tienen vetada jajaja, pero veo que tu no... Mejorate de la gripe.
Bessos

Miriya dijo...

wow tremenda explicación y en verdad de solo leer me dieron ganas de comer esa bruschettita.
Besitos ^^

Lolah dijo...

Mira que por aquí comemos muchísimo las habas, pero nunca he probado algo así y tiene que estar deliciosa...no tengo más remedio que hacerla!
Un besico.

Sweet 180° dijo...

Que explicación tan deliciosa, casi viajé contigo! entre crostini, crostoni y bruschettass, siempre bienvenidos en mi paladar... Me encanta las opción de las habas, un besote.

Carlos Dube dijo...

Toda una lección, nos quedamos con la copla de las diferencias. No lo sabíamos.

La bruschetta con ese toque de puré de habas increíble, me has dejado loco como lo de la mojama rallada!!

Un saludo.

Sara dijo...

No exagero nada cuando digo que eres la releche niña, pero la releche. Vaya una lección bien dada. Cuando estuve en Italia pude comer muchas de estas...me tenía que controlar ya que allí me lo comia todo, pero todo nena, si se descuidan me los como a ellos, a los italianos, joer nena, pero que rewenos están! jajajajajaja es mania mía o es así? jajajajaj

Un beso muy grande cariñote.

Simona dijo...

hola soy Simona una Italiana que està encantada en frente tu ricietas...te seguire de aquì beso

Marivi dijo...

Vaya entrada de lujo Fabi, con estas explicaciones tan profesionales da gusto. Besos

Luciana dijo...

Complimenti cara, sono davvero gustose!!! Buon week end :)

Laube dijo...

Guauuuuuuuu, qué sabroso!!!! Me encanta el contraste de las habas con ese queso con sabor.
Genial!
Un besote