jueves, 15 de diciembre de 2011

Pierna de cordero rellena de higos y queso Feta en cocotte



Hoy os traigo un plato digno de una mesa de fiesta, ideal para las fechas que se avecinan.


Al igual que el primer plato que os recomendé en el post anterior, tiene la gran ventaja de que lo podéis dejar preparado con antelación y se hace casi solo. Una vez que todos los ingredientes están en la cocotte y lo llevamos al horno, podemos dedicarnos a seguir preparando todo para nuestros invitados. O tomar un baño de burbujas mientras el horno y la cocotte trabajan por nosotros.


Si sois entusiastas del cordero como plato fuerte en Navidad y queréis probar una opción diferente del típico cordero asado consigo mismo, os recomiendo esta receta de inspiración griega, de sabor muy particular y textura increíble.
La cocción en cocotte deja la carne tan tierna que se deshace en hebras. Los higos en el relleno equilibran perfectamente la sal del queso Feta, y las hierbas le dan un aroma incomparable, muy especial pero delicado. Y la salsa, aunque a priori pudiera parecer fuerte, con la cocción tan prolongada queda perfecta, no se nota en ningún momento el sabor al vino, ni mucho menos al vinagre. Es un plato con carácter y os recomiendo que seáis valientes para probarlo, se sale de lo convencional pero el resultado es espectacular. Probad a servirlo con unas cebollitas confitadas y unas patatas asadas con romero y el éxito está asegurado.




Ingredientes:



8 higos secos cortados en cubitos de ½ cm
200 grs de queso Feta, cortado igual que los higos
2 dientes de ajo picados muy finos
4 cucharadas de cilantro picado muy fino
2 cucharadas de menta fresca picada muy fina
1 pierna de cordero de 1,5 kg de peso aprox., deshuesada
12 hojas de laurel
2 cucharadas de AOVE
4 cebollas cortadas en juliana
100 ml de vinagre balsámico de Módena
300 ml de vino tinto (yo usé un buen reserva Ribera del Duero)
2 cucharadas de miel






Preparación:



Primero haremos el relleno.
Mezclamos los higos, el queso Feta, el ajo y las hierbas. Lo trabajamos con las manos hasta que tengamos una pasta con la que rellenaremos el cordero. Lo ataremos muy bien, deslizaremos por debajo del bramante las hojas de laurel, y sazonaremos la pierna.
A continuación la marcaremos por todos sus lados en la cocotte donde previamente habremos calentado el aceite. Retiramos la pierna y la reservamos.
Ponemos la cebolla en la cocotte donde hemos dorado la carne y la doramos bien. Volvemos a poner la pierna dentro de la cocotte y cocinamos todo junto durante unos 10 minutos, removiendo para que la cebolla no se queme.
Incorporamos a la cocotte el vinagre, el vino y la miel y giramos un par de veces la pierna sobre sí misma para que se mezcle todo con los jugos de la cebolla y de la carne. Lo dejamos burbujear 5 minutos y retiramos del fuego.
Tapamos la cocotte y la llevamos al horno, que habremos encendido 5 minutos antes (no conviene que esté demasiado caliente) poniéndolo a 200ºC. Dejamos cocer durante una hora y media. Durante ese tiempo abriremos el horno un par de veces y regaremos la carne por encima con el caldo.
Pasado ese tiempo, quitamos la tapa a la cocotte y dejamos cocer media hora más, o hasta que la carne esté dorada por encima.
Retiramos la pierna de la cocotte, la envolvemos en una hoja de aluminio y la dejamos reposar durante 15 minutos antes de servir.
Si el caldo hubiese quedado muy líquido, lo ponemos al fuego y lo llevamos a ebullición, dejándolo cocer 2-3 minutos hasta que reduzca.




Fuente: Good food - 101 Slow-Cooking recipes




Otros posibles segundos platos que os recomiendo para estas fechas:




Boeuf Bourguignon




Pollo estofado con albaricoques




Secreto ibérico con reducción de Pedro Ximénez





14 comentarios:

Lolah dijo...

Tiene que estar bestial! Me están dando ganas de hacerlo para alguno de estos días de fiesta. Me encanta!
un besico.

Carlos Dube dijo...

Como has dado en el clavo. Me gustan mucho estos guisos, madre mía, me puedo estar imaginando el sabor y el olor, qué maravilla.

Me encanta además la combinación que has hecho, con los higos, el feta, el cordero...

Βάρβαρος!

Un saludo.

Anniki dijo...

Yo no soy mucho de cordero pero a mi padre le encanta y con es salsita seguro que se volvía loco. Me parece muy original la forma en que la has hecho.
Besos guapa

SUNY SENABRE dijo...

Qué buena receta!!! Debe quedar delicioso. Además cocinada en la cocotte quedará soberbia.

Besitos,

Marivi dijo...

Me encanta, nunca he mezclado el feta o los higos con cordero, pero las fotos lo dicen todo!

A qué huele mi cocina ... dijo...

Una estupenda receta para estas navidades!! Un abrazo, Alicia.

Mis Daisy dijo...

TODAS TUS RECETAS ME ENCANTAN PERO NO SE QUE ES EL AOVE? EN ARGENTINA NUNCA LO ESCUCHE .SPERTH

Rosaleda (Maria Begoña) dijo...

Lástima que no me guste el cordero......

Tiene una pinta genial.
Besos.

Carmen dijo...

Tiene que estar delicioso! nunca he hecho nada en cocotte, pero salen los platos con una pinta...

Chez Silvia dijo...

Un plato ideal para estos días, el cordero como más me gusta es así guisadito!!!Bss

Brétema dijo...

Este plato me parece un lujazo. Y mira que mi marido es de tierra de cordero. Anotada queda la receta.
Un abrazo

Irmina Díaz-Frois Martín dijo...

Los olores en la cocina seguro que despertaban a los dormidos...
Qué buena se ve.
Un beso y gracias por tu apoyo.

Sara dijo...

Si es que todo lo que se cocina en cocotte queda divino, además tu propuesta es excelente!
Me encanta.
Besotes

Catalina dijo...

Estoy encantada con las galletas tan bonitas que me has mandado,ya no pueden ser mas bonitas y delicadas y están ríquisimas , espero que te guste el post que he preparado , un fuerte abrazo y feliz Navidad.
http://cocinaconcatalina.blogspot.com/2011/12/cookies-de-mantequilla-al-cacao-receta.html