jueves, 8 de julio de 2010

Shepherd's pie - Pastel de carne de cordero con especias Ariosto



El pastel de carne es uno de esos platos que me conectan directamente con la niñez. Cuando yo preguntaba "¿Qué hay de comer, Mami?" y ella me contestaba que había pastel de carne yo era feliz. Así que este post es un homenaje a ella, siempre supo hacernos maravillas para comer (y para vestir, para jugar, en fin, para TODO) con muy poco presupuesto y sin quejarse jamás de las mil dificultades que pasaba mientras tanto y que por supuesto a mis hermanos y a mí nunca nos contaba. Ojalá yo consiga ser para mi hija la mitad de buena madre que es la mía.

El pastel que que os traigo hoy tiene dos cosas especiales que lo hacen diferente del de mi niñez.


La primera es que está preparado con carne de cordero. Recientemente, mientras leía "Los buscadores de conchas" de Rosamunde Pilcher, vi el nombre de este pastel y automáticamente lo googlée a ver qué era. Resultó ser, como os decía, un pastel de carne pero de cordero, diferente del "Cottage pie"que se hace con ternera y que es el que yo comía de pequeña. No es el único plato que me llamó la atención de este libro, tengo en la recámara otro par de recetas típicas de Cornualles que prepararé próximamente.


Otra cosa especial que tiene es que decidí que este pastel podía ser una buena manera de estrenar las especias que me mandaron desde Ariosto y que estaba deseando probar. Tienen una gran variedad y por lo que he podido comprobar son super aromáticas y muy concentradas, con lo que una pequeña cantidad le da un sabor increíble a los platos que preparemos con ellas.




Ingredientes del Shepherd's pie:


1 kg de patatas


1 huevo


Sal


30 grs de mantequilla, más una pequeña cantidad para untar el molde


1/4 kg de carne de cordero sin piel ni grasa, picada muy fina


1 cebolla pequeña


Dos cucharadas soperas de tomate natural triturado


Mezcla de especias Ariosto para carnes estofadas o en salsa



Preparación:


Lo primero que haremos, a ser posible la víspera, es mezclar la carne con las especias y dejarlas reposar en el frigo.


El mix de Ariosto que elegí se compone de sal marina, cebolla, pimentón dulce, albahaca, salvia, apio, zanahoria, clavo de olor, perejil y canela. Una maravilla que aturde los sentidos cuando abres la bolsita y que no defrauda al probar el resultado final.

Removemos con las manos para que se impregne toda la carne y dejamos tapado con film unas horas o toda la noche.


Cocemos las patatas con piel hasta que ésta empiece a agrietarse. Retiramos y dejamos enfriar antes de pelarlas (yo también las dejé cocidas la víspera)



Pelamos las patatas y preparamos con ellas un puré consistente, probando de sal y condimentando con pimienta blanca y nuez moscada. Si están frías de la noche anterior lo solucionamos con un golpe de microondas. Añadimos un huevo batido y una pizca de mantequilla derretida. Yo recomiendo realizar este proceso a mano, para mi gusto el puré procesado queda muy líquido y la presentación desluce un poco. Para los que nacieron y ya se encontraron una thermomix en la cocina, ladies and gentlemen, os presento al Señor ESTRIBO!





Yo crecí haciendo el puré con este artilugio y le tengo muchísimo cariño, no pienso desprenderme nunca de él. Pensaréis que soy un bicho raro, yo soy bastante indulgente conmigo misma y me considero simplemente una sentimental.

:-)


Reservamos el puré y hacemos un sofrito con la cebolla (en este caso he utilizado mantequilla para unificar el sabor del plato) y el cordero.



Cuando está todo doradito añadimos un par de cucharadas de tomate natural triturado. Aconsejo no pasarse de esa cantidad, el relleno tiene que quedar firme si queremos desmoldarlo. Si este detalle no os importa, ahogad vuestras penas libremente en tomate!


:-)



Cuando tengamos el sofrito listo, untamos un molde de cerámica o pyrex con mantequilla y ponemos una capa gruesa de puré de patata en el fondo. Extendemos el relleno de manera uniforme por encima y terminamos con el puré de patata restante.



Una media horita a horno moderado... y a disfrutar de nuestro Shepherd's pie!



9 comentarios:

Curra dijo...

Fabi este pastel lo hago igual solo que con carne de pollo. Probaré con la de cordero y con esas especias que tambien tengo. Pinta buena tiene por favor¡¡¡
Besos

Sonia - L'Exquisit dijo...

Mi madre me lo hacia igual, con carne de cerdo o ternera, no se, pero no era de cordero...te ha quedado de fabula!

Un abrazo,

Azúcar glacé dijo...

Fabi, ¡qué rico! Me encanta el Shepherd's pie pero nunca lo he hecho en casa... ahora no tengo excusa... ummm, qué ganas...

Irene Navas dijo...

yo con ternera, always!que delicia!me encanta!un besito

stefania.confidential dijo...

Una torta di patate gustosissima, brava !! prendo l'idea :) ciao

Patricia dijo...

Qué rico!, solo me falta el cordero, porque sino me ponía ahora mismo a hacerlo.
Muxus

Blo dijo...

Fabi, que rico, me encantan este tipo de pasteles aunque debo confesar que siempre los he hecho cuando me sobra carne de algùn guiso.

Mari Carmen dijo...

¡Que rico!
En casa le decimos timbal de carne y la hago casi igual que tu pero con carne de cerdo.
y se asemeja algo en la foto a una tortilla que también me pierden jejejeje

El futuro bloguero dijo...

Una idea muy buena hacerlo con cordero, muy apetecible.

(Yo también soy de puré manual, espeso y rústico)

Pensé que eran tortillas de patata al principio...

Un beso Fabi