martes, 10 de septiembre de 2013

Yogur cremoso de galleta



Hoy (Debería decir ayer) ha sido un día agotador: Primer día de cole, primer día de natación… Bianca, super nerviosa por tantas novedades, se ha quedado frita temprano,  y menos mal, porque yo también me he cansado lo mío.
Por suerte todo ha ido bien, le ha gustado su nueva profe y se lo ha pasado muy bien en clase de natación. Quién tuviera de nuevo 5 años, verdad?
 
 
 
Para lo que no hace falta tener 5 años es para comerse uno de estos yogures. Probad y veréis: Se empieza haciéndolos con la excusa de que son para los peques y termina uno asaltando la nevera para robar uno con disimulo para que cierta personita no diga “Pero Mami, que son para mí!”
 
 
La “culpable” de iniciarme en el vicio de hacer yogur en casa fue mi amiga María José, cuyo blog ha sido para mí un referente desde que inicié mi andadura como food blogger. Podéis ver aquí su receta básica.
Ahora os dejo con el fruto de mis experimentos para encontrar un yogur de galleta que superara la prueba de gustarle a mi pequeña gourmet:
 
Ingredientes (Para 7 tarritos):
500 ml leche
500 ml nata
150 grs de azúcar moreno
4 cucharadas de yogur griego natural
4 cucharadas de caramelo líquido
12 galletas María pulverizadas
Preparación:
Calentamos la leche junto con la nata, el azúcar y el caramelo líquido. No es necesario que hierva, sólo lo tendremos en el fuego el tiempo necesario, removiendo constantemente  para que todo se mezcle bien y el azúcar se disuelva completamente. Cuando esto ocurra, apartamos del fuego, añadimos las galletas pulverizadas y dejamos enfriar (Esto es muy importante para preservar los fermentos del yogur que vamos a utilizar o no obtendríamos yogur sino un postre lácteo sin más)
Cuando la mezcla se haya enfriado, añadimos el yogur mezclando suavemente con unas varillas y repartimos la mezcla entre los tarritos, los introducimos en la yogurtera, la tapamos y ya sólo queda esperar 10 horas repitiendo constantemente como un mantra: “La espera merece la pena…La espera merece la pena…”
Estos yogures se conservan en el frigorífico durante 8-10 dias. Al menos en teoría. En la práctica me ha sido imposible comprobarlo!
Notas:
- Se puede hacer una versión más ligera utilizando sólo leche en lugar de nata y leche. Incluso se puede utilizar leche semidesnatada. En este caso es buena idea añadir 3-4 galletas extra para que el yogur no quede tan líquido.
- Para obtener una textura más fina, pasar la mezcla por un colador de malla fina antes de añadir el yogur.
- Es aconsejable remover bien el yogur con la cuchara antes de tomarlo. Esto unifica y mejora la textura.
 
Fuente: Fabsfood
 
 

8 comentarios:

Carlos Dube . dijo...

Qué gran día el primero de cole, sí que me cambiaba por tener 5 años!!

Estos yogures se ven de miedo!!, nosotros tenemos una receta guardada similar, que nos encanta, y es que son un vicio!!

Un saludo.

Laurel y Menta dijo...

Bueno, bueno qué yogures y además con galleta, perfectos...por cierto, nos encantan las fotos!!

un abrazo y feliz vuelta a la rutina

Raquel Carmona dijo...

Acabo de dejar a mis peques en el cole y no me lo creo, la casa está en silencio XD, ya tenía ganas no te voy a engañar son dos fieras jajaja. Estos yogures tienen que estar deliciosos, un besote.

Bego de Al Calor del Horno dijo...

Solo 5 años tiene Bianca?? Yo estaba en que tenía alguno más.
Yo acabo de volver del cole, hoy ha sido nuestro primer día, y se me cae la casa encima, jejeje.

Deliciosos los yogures.

Besos.

Pilar QyM dijo...

Ummmmmmmmmmmmmmm madre mía que cosa más rica, estos yogures tienen que estar de vicio.
Besos.

Mara. Más dulce que salado. dijo...

Uhmm menos mal que no hace falta tener 5 años para tomarse esa delicia, me encanta como te ha quedado

Irene dijo...

madre miaaa!!!!!si te quedas tu frita tambien ahora mismo me teletransporto y te dejo la nevera vaciaa!!

Mi toque en la cocina dijo...

Lástima no tener yogurtera porque estos yogures tienen una pinta deliciosa y no hay nada como lo hecho en casa.
Un besito desde Las Palmas.