miércoles, 10 de noviembre de 2010

Gâteau nantais




Los orígenes de este pastel se sitúan en la Nantes del siglo XVIII. Dulcísimo y contundente, tiene el perfume del ron que llegaba a su puerto procedente del Caribe.


Aconsejo prepararlo la víspera, o por la mañana temprano si lo vais a servir por la tarde-noche. Necesita tiempo para asentarse y absorber el almíbar.




Ingredientes:

125 grs de mantequilla salada de la mejor calidad que encontréis
150 grs de azúcar
125 grs de almendras molidas
3 huevos, ligeramente batidos
40 g de harina
100 ml de ron añejo
100 g de azúcar glace
1 taza de almíbar que prepararemos con 75 grs de azúcar y 155 ml de agua, llevándolo a ebullición hasta que llegue a punto levadura (consistencia ligera) Tenemos que dejarlo enfriar antes de utilizarlo así que es conveniente prepararlo un rato antes de empezar con la preparación del pastel.






Preparación:

Precalentar el horno a 180º.

Engrasar un molde de 22 cm de diámetro y forrarlo con papel sulfurizado.

Trabajamos la mantequilla con el azúcar hasta que esté blanca y cremosa. Añadimos la almendra molida y seguimos batiendo hasta que esté perfectamente integrada. Incorporar muy poco a poco los huevos para que la mantequilla no se nos corte. Por último mezclarle la harina y un tercio del ron.

Llenar el molde con la masa y hornear durante 45 minutos. Si fuera necesario, cubriremos el pastel con una hoja de aluminio los últimos 10-15 minutos de cocción para que no se nos queme la superficie, que tiene que quedar ligeramente dorada sin llegar a tostarse.










Retiramos del horno y dejamos enfriar 5 minutos sobre rejilla pero dentro del molde.

Añadirle al almíbar 4 cucharadas soperas de ron y pincelar con él la tarta, repetir cuantas veces sea necesario hasta que el pastel haya absorbido la mitad del almíbar. Una vez que se haya enfriado del todo repetiremos la operación hasta acabar el almíbar.

Preparación del glaseado:

Mezclar el ron que nos queda con el azúcar glacé. Extender con espátula sobre la tarta hasta cubrirla.

Las flores están pinceladas con clara de huevo y bañadas en azúcar para darles un efecto escarchado. No son parte de la receta tradicional pero me pareció que eran una bonita decoración. Son una anticipación de la primavera ahora que tenemos el otoño recién estrenado, verdad?



Fuente: Jamie












12 comentarios:

Federica dijo...

La raffinatezza in un dolce, con i fiori canditi sembra un quadro d'autore. Un baci8, buona giornata

Carlos Dube dijo...

Si te soy sincero Fabi, este pastel no lo he visto en mi vida, sobre todo me parece un postre original. Y bueno, sí que debe de ser dulce, pero vamos, se come poquito a poco y se acaba en un santiamén.

Bonito glaseado el de las flores.

Un saludo.

María José dijo...

Sí, sí otoño....Aquí estamos ya en invierno...
Yo tampoco conocía esta tarta.El detalle de las flores..¡ Qué bonito !
UN abrazo,
María José.

jose manuel dijo...

No conocía esto de nada, que presencia. Así que esto me lo quedo anotado, tengo curiosidad por saber que tal está.

Saludos

Fabiana dijo...

bellissimo e di una consistenza spettacolare..un bacio... poi ti scrivo una mail...

luisa dijo...

Me ha encantado este postre, se ve precioso. Bss.

silvia dijo...

Bellísimooo FAbi,una tentación,que linda presentación!

Besos

Laube dijo...

Ohhhhhhhhhhh... tiene textura como de mazapán, no???. Uyyyy, si esto lo ve mi peloncete, con lo que le gusta.
Un besote

MªJose-Dit i Fet dijo...

Como me gusta conocer recetas nuevas!!! y ademas con ese adorno de flores ha quedado estupendo...un besito

Unodedos dijo...

No conocía esta tarta me parece diferente, gracias!
Preciosas las flores comestibles ;)
Bss

      p r a do.     dijo...

que tipo de flores son?
se pueden utilizar cualquiera?

Fabi dijo...

@ Prado, las flores de la foto son comestibles, las compro en la frutería. Yo no me las como pero así me aseguro de que no hay ningún riesgo. Saludos.