domingo, 16 de febrero de 2014

Galletas especiadas de espelta y calabaza



Por fin llegó el momento: he estrenado los sellos para galletas de NordicWare que me trajeron los Reyes Magos!
Estoy encantada con ellos, marcan fenomenal y las galletas mantienen su forma intacta después de hornearlas. Seguiré probándolos con otras recetas, pero de momento con ésta el resultado me ha gustado muchísimo. Gracias a la humedad que les aporta la calabaza, quedan con una textura entre bizcocho y galleta, son muy aromáticas y además saludables por las harinas utilizadas y la poca cantidad de azúcar que contienen, compensada con el azúcar natural de la calabaza y con un poco de sirope de ágave.

He disfrutado muchísimo preparándolas, los moldes son muy sencillos de utilizar y para conseguir un buen acabado basta utilizar un cortador redondo de la misma medida, aunque las que tienen forma de flor las corté pacientemente con una puntilla porque me pareció que quedarían mejor y creo que no me equivoqué.

Os hago dos observaciones por si no tenéis estos moldes:

1) Eso significa que vuestra salud mental es perfecta y no tenéis la obsesión/compulsión de acumular cacharros de cocina. En cambio lo mío... En serio, es para hacérmelo mirar.

2) Se pueden hacer perfectamente con cualquier otro cortador. Recomiendo estirar la masa a un espesor de 0,5 cm y cortarla con cualquier cortador, o incluso con un vaso o una copa.






Galletas especiadas de espelta y calabaza
Fuente: chez-babs.com

Ingredientes para 16 galletas:

200 grs de calabaza (El peso indicado es de la calabaza ya asada, pelada y cortada en cubitos)
150 grs de harina de espelta blanca
100 grs de harina de arroz
50 grs de harina de almendra
100 grs de azúcar moreno
1 cucharadita de canela en polvo
1 pizca de nuez moscada en polvo
2 cucharadas de aceite de oliva
3 cucharadas de sirope de ágave


Preparación:

Poner todos los ingredientes en el robot o Ka y amasar a velocidad baja hasta obtener una masa suave y elástica. Dejar reposar la masa cubierta con film en el frigorífico al menos durante 3 horas (Yo la dejé preparada la víspera)

Sacar del frigorífico y trabajar de la siguiente forma:

- Con los sellos de Nordic Ware:
Enharinar la superficie de trabajo y los sellos con harina de arroz e ir tomando porciones de unos 40 grs cada una. Formar con cada una de ellas una bolita que aplastaremos sobre la superficie de trabajo con los sellos hasta que quede de unos 0,5 cm de espesor. Cortar el sobrante con un cortador redondo y enfriar las galletas en el frigorífico durante 20 minutos antes de hornearlas.

- Sin los sellos:
Enharinar la superficie de trabajo. Con el rodillo, estirar la masa hasta dejarla de un espesor de 0,5 cm y cortarla con los cortadores que elijamos.

Hornear durante 12-16 minutos dependiendo del tamaño del que hagamos las galletas.
Dejar enfriar completamente sobre una rejilla.

Os dejo con una imagen prometedora para el 2014. Estuvimos comiendo juntas y hablando de miles de ideas y proyectos el sábado pasado y tanto a ella como a mí nos gustó el mensaje y nos pareció que es un buen deseo para este año: Sólo buen café y sólo buenos amigos. Sólo falta añadirle el chocolate y la ecuación es perfecta. Recordad esto del chocolate porque dentro de poco será el tema de un post muy especial.

Por cierto, Sarah es el alma mater de la web Cheap in Madrid, que como ya os he contado en alguna ocasión es un punto de información super interesante con un montón de propuestas de ocio y gastronomía para salir por Madrid y pasarlo genial sin gastar mucho dinero... O nada! Pinchad en el logo para visitarla y veréis que merece la pena.




Y esto es todo por hoy. Feliz semana!



2 comentarios:

dulce frivolidad dijo...

Son preciosas y deben estar buenísmas!

Sarah dijo...

Estoy de acuerdo Fabiana,este año solo buen café y buenos amigos;)
Como siempre un grandissimo trabajo y recetas excepcionales!
Sarah!
Co