lunes, 26 de marzo de 2012

Champiñones gratinados con mozzarella y hierbas



Por mi aprendizaje gastronómico en Italia hay dos cosas que nunca mezclaría con el queso: El pescado y los hongos o las setas. Cuando de jovencita, trabajando en un restaurante italiano, alguien me pedía parmesano para su pasta al tonno o alle vongole, el corazón y el estómago se me encogían y me tenía que morder la lengua para no decirle al solicitante que por favor no cometiera semejante sacrilegio. Una vez un señor se dio cuenta de mi desazón y me dijo “Señorita, no se lo tome a mal, pero es que para mí la pasta sin parmigiano es como una planta sin flores.”
Pues bien, con los platos que llevan hongos o setas me ocurre exactamente lo mismo. Incluso a un risotto ai funghi soy incapaz de echarle queso, y eso que soy “quesoadicta” confesa.
Pero he tenido que hacer una excepción con este plato. Desde que lo vi en la web de Donna Hay me llamó la curiosidad y sentí la imperiosa necesidad de probarlo, y me pareció un plato ideal para hacer en skillet, porque en este caso conseguimos, como dice Sergio Fernández, cocinar por el método “yoensuciosólouncacharro.com”
La preparé y me encantó. Es algo que hay que comer inmediatamente después de sacarlo del horno, a ser posible sin entretenerse a fotografiarlo, so pena de tener que calentarlo otra vez y perjudicar ligeramente el resultado final.
Merece la pena. Los tres tipos de queso empleados se complementan muy bien entre sí, y el romero y la salvia lo hacen realmente especial. Así que tostad pan, preparad la skillet o la fuente apta para horno, y probad, os va a encantar.

Ingredientes para 4 personas (O para 2 muy hambrientas):


500 grs de champiñones
Sal
AOVE
2 ramitas de romero
6 hojas de salvia
250 grs de mozzarella de búfala
75 grs de Emmental
50 grs de Parmesano


Preparación:



Lavar y cortar los champiñones en cuartos. Secar y rehogar en la skillet con una cucharada de aceite y sal al gusto.
Cuando estén listos, eliminar el exceso de líquido y distribuir por encima la mozzarella cortada en tacos y los otros dos quesos rallados. Colocar una ramita de romero a cada lado y poner las hojas de salvia a intervalos lo más regulares posible para que todo el plato se impregne de su sabor.
Llevar al horno precalentado a 200ºC con el grill encendido y gratinar hasta que la mozzarella esté completamente fundida.
Servir inmediatamente con pan tostado y un buen tinto joven. Ya sé que mucha gente acompaña las setas y champiñones con blanco o incluso con cava, pero para mi gusto un tinto va mejor con los quesos y si es joven mejor, porque permitirá apreciar el regusto a bosque que dejan la salvia y el romero. Yo no soy enóloga, es sólo mi modesta opinión…




Fuente: Adaptado de una receta de Donna Hay






13 comentarios:

Lula dijo...

que riquisimo se ve y q bueno leerte de nuevo!

Carlos Dube dijo...

Yo sí concibo los champiñones y el queso, aunque el queso es cierto que no todas las setas. El queso y el pescado (o marisco) no, no me gusta nada :).

De hecho el queso y los champis es uno de mis acompañamientos express de pasta preferidos (nata, setas y parmesano).

En fin, que esto tiene que estar de muerte!!

Un saludo y buenos días!.

Paula dijo...

yo esa regla la desconocía y si bien nunca se me hubiera ocurrido mezclar queso y pescado, es cierto que un buen risotto de setas con parmigiano me encanta.
Esta receta la he de probar y en cuanto pueda me he de hacer con esa sartén tan preciosa, sabes dónde la puedo conseguir???

Besos amiga. Paula

Fabi dijo...

@ Muchas gracias Lula, pero si publico casi todas las semanas! Un beso.

@ Carlos me alegro de que te haya gustado el invento, es aún más rápido que la pasta que mencionas y el resultado es espectacular, en serio. Un abrazo.

@ Paula preciosa! Mi sartén es de la marca Kitchen Craft y la compré en amazon. No está mal por el precio (cuando la compré costaba 6 libras, ahora creo que cuesta 9) pero no te esperes la misma calidad de Le Creuset o de Staub. Si crees que la vas a usar mucho (Yo le doy bastante tute, ahora me pesa haber tirado a lo barato en esto) te recomiendo una de Le Creuset, si la cuidas bien es una inversión para toda la vida. Un beso enorme y que tengas una feliz semana!

María (@maryadrisc) dijo...

Cahmpiñones? y gratinados con mozarella? y con emmentarl y parmesano...? INVITAME FABI!!

Lo tengo que probar a la de ya porque me va a encantar, lo sé!!

Me parece un plato superfacil, con una pinta tremenda. Por lo de comer nada mas sacar del horno no hay porblema....nosotros somos de los que nos escaldamos la lengua por no dejar enfriar la comida!;-))

besetes de pimiento!

Silvia dijo...

Me encanta Donna Hay y tu cocina. La combinación dan como resultado esta maravilla de plato :D

Besos.

Chez Silvia dijo...

Sólo leer ek titulo ya se me ha hecho la boca agua!!!! por dios que bueno!!!! con tostaditas!!! me la llevo. besotes

Rosa dijo...

Una receta fantástica y las fotos geniales! un saludo!

Teresa dijo...

Pues fíjate que yo soy todo lo contrario, no me gusta el queso, pero me gusta la presentación de este plato, te ha quedado muy apetecible a pesar de saber que lleva queso!! Unas fotos preciosas!! Me quedo por aquí!!
Besoss

CHARO dijo...

cuánta razón tienes, yo tampoco los mezclo, me parece "raro raro", y mira por donde estos champis tienen muy buena pinta, o sea que quizás tenemos que cambiar de opinión? Por cierto, el blog es chulísimo, no lo conocía pero aquí me quedo

Lolah dijo...

Pero qué rico tiene que estar eso!
Y además, como tú dices, ensuciando solamente un cacharro...no se puede pedir más!
un besico.

luisa dijo...

me encanta esa sarten con ese relleno. Me llevo tu receta. Bss

Laube dijo...

Pues ahora que lo dices... pescado y queso no suelo comer, pero champis y queso, a veces, en las pizzas, las pastas sencillas... Eso sí, champiñones... A las setas setas... no.
Tu plato me parece exquisito y tan lindo...
Un besote