martes, 14 de septiembre de 2010

Minicroissants de avellana


Como todos vosotros tengo una lista de pendientes que no sé cuándo podré ponerme al día con ella. Tengo mis libros de cocina y de repostería acribillados de banderitas de post-it y una lista en mi I-phone clasificada por primeros, segundos, tartas, galletas, cupcakes, eventos, etc. Hace poco leía que Bea tiene todo organizado hasta mayo, yo no me atrevo a poner fecha por si me surgen imprevistos pero por ahí andará la cosa. Da un poco de miedo.
El caso es que cuando Lola publicó esta receta me surgió uno de esos imprevistos.
Supe que mi alma no recuperaría el sosiego hasta que hiciera estas galletas. Cuando leí que uno de sus hijos chocoadictos las prefería a las de chocolate, yo que soy chocoadicta desde la fase embrionaria me dije: "Ya estás tardando."
Lola, no sé si darte las gracias o guardarte rencor por descubrirme esta receta de Eryn (por supuesto lo digo de broma!)
Así que puse manos a la obra y lo primero que hice fue el pralin. No he hecho mucha cantidad, han sido para ser exactos 170 grs. de avellanas y el mismo peso en azúcar. La cantidad que sale es respetable, teniendo en cuenta que el sabor a avellana es tan concentrado que hay que usarlo en pequeñas dosis.
Preparación del pralin:
Se calienta al fuego una sartén de fondo grueso y se tuestan los frutos secos durante 5 minutos, después se apartan y se dejan enfriar un poco. Se vuelve a poner la sartén al fuego vivo, se pone el azúcar y los frutos, cuando la mezcla empieza ahumear se baja el fuego y se revuelve para que las almendras y avellanas se envuelvan bien con el caramelo.Cuando el caramelo está a punto (cuando empiece a oscurecer un poco), se echa encima de un papel sulfurizado, se extiende bien la mezcla y se deja enfriar.





Cuando ya está frío, se parte en trozos y se mete en una picadora o similar, es mejor hacerlo por partes, se pica hasta que se obtiene una mezcla más bien gruesa, con trocitos irregulares.
Hasta aquí la explicación literal de Lola. Me permito añadir que el aroma que desprende la preparación es indescriptible, para mí es un concentrado de recuerdos felices de la niñez, cuando estaba deseando que llegara la Navidad para comer turrón de pralin, y no como ahora, que a la vuelta de la playa nos esperan dos mil marcas de turrón en el supermercado. Ya no tiene la misma emoción, no señor.



Y ahora la receta tal y como la explica Lola. La he seguido al pie de la letra, excepto que las hice más pequeñas y me salieron unas 40. Exquisitas, en serio, probad porque merece la pena.

Ingredientes:

125 gr. de harina

90 gr. de mantequilla muy fria cortada en cubitos

50 gr. de avellanas (sin quitarles la piel si la tienen)

30 gr. de azúcar

30 gr. de azúcar vainillada

1 cucharada de pralin

1 pizca de bicarbonato

1 pizca de sal

Azúcar glacé para espolvorear


Preparación:

Triturar las avellanas con su piel hasta reducirlas a polvo, sin exagerar para que no lleguen a soltar el aceite.

Poner en un bol la mantequilla bien fría, el azúcar, la mitad del azúcar vainillada, el polvo de avellanas, la harina, el bicarbonato, la sal y el pralin.

Mezclar con la punta de los dedos, hasta que la mantequilla esté bien integrada y la mezcla tenga aspecto arenoso. En este punto amasarla un poco, lo justo para formar una bola.

Envolverla en un film de cocina y dejarla reposar en el frigo al menos durante una hora.Pasado este tiempo, precalentar el horno a 180º, sacar la masa del frigorífico y dividirla en 20 bolitas de unos 15 gr. más o menos cada una, formar un pequeño cilindro afinando un poco las puntas y ponerlo sobre una placa de horno recubierta con papel sulfurizado, curvándolas un poco para darles la forma de croissant.

Con el dorso de un cuchillo hacer cuatro marcas sobre la superficie de cada galleta. Hornear durante unos 15 minutos.

Mezclar el azúcar glas con el resto del azúcar vainillada y espolvorear generosamente las galletas recién sacadas del horno.


7 comentarios:

Lolah dijo...

Me alegro mucho de que te hayan gustado...es que están deliciosos, ¿Verdad?
Un besazo.

Federica dijo...

Amante della frutta secca, mandorle e nocciole in primis, non posso che dire DIVINI! Potrei finirne un vassoio intero!!! Un bacione

Sonia - L'Exquisit dijo...

Realmente es q parecen de vicio...yo tb me los apunto a mi larga lista...

Un abrazo,

Su dijo...

pero por diossssssssssssssssss,,,tienen que estar para morirse,,,me los apunto ya....

Fabiana dijo...

ciao.. mi ispirano tantissimo... ho capito quasi tutto solo un dubbio... il cucchiaio di pralin.... cosa devo mettere??? li voglio provare a fare.. un bacio

María José dijo...

Pues nada, anotada queda la receta.Desde luego tienen un aspecto estupendo.
La frase "Supe que mi alma no recuperaría el sosiego hasta que hiciera estas galletas" me ha hecho mucha gracia pero vamos, es lo que me pasa a mí cada dos por tres.
Un abrazo,
María José

Fabi dijo...

@ Fabiana, nel post spiego come fare il pralin casareccio: stesso peso di frutta secca che di zucchero. Devi abbrustolire la frutta in una padella caldissima, non unta però. Lasci freddare un po', aggiungi lo zucchero, rimetti a fuoco vivo, muovi un po' e fai caramellare lo zucchero. Quando il caramello diventa biondo scuro e un po' denso, togli dal fuoco e disponi il tutto su carta da forno. Quando è freddo, tagli a pezzetti e triti nel robot fino a che diventa una polvere con dei tocchetti di nocciola irregolari. Da conservare in un barattolo di vetro a chiusura ermetica (io uso quelli della Bormioli Rocco per le confetture) Spero che la spiegazione ti sia utile, bacione e buona settimana!