domingo, 16 de diciembre de 2012

Serenos de María Pina

 
 
Mi amigo Diego me hizo hace unos cuantos meses un gran regalo: Nada menos que una copia del cuaderno de dulces de su madre, un cuaderno que ella le regaló hace más de veinte años y que contiene  recetas familiares de cocas, mantecados, rosegones, roscos de anís, y un largo etcétera de maravillas que aún no he tenido tiempo de experimentar porque siempre hay miles de cosas en la lista de pendientes. Estos serenos son la primera receta que he probado del cuaderno, y me han parecido maravillosos. Desde aquí mi agradecimiento a Diego,  y sobre todo a su madre (El nombre de la receta es en su honor, en su cuaderno figuran simplemente como "serenos") por compartir conmigo su sabiduría y autorizarme a publicar sus recetas. Desde aquí un abrazo muy grande para ambos.
 
SERENOS
 
Son de la misma familia que las hojaldrinas, los mantecados, los nevaditos... El nombre les viene de la costumbre de dejar reposar la masa toda la noche "al sereno", en los tiempos en que no había neveras en las casas.
 
Yo me he tomado la libertad de añadirle ralladura de naranja a la receta de María, al igual que se hace con las hojaldrinas, y el resultado ha sido estupendo, de hecho si me da tiempo las pienso repetir antes de que se terminen las fiestas.
 
Ingredientes
 
750 grs de manteca de cerdo
1 kg de harina tamizada
1 pizca de sal
100 ml de zumo de naranja
100 ml de vino blanco
Ralladura de 4 naranjas
Azúcar glace para rebozar
 
Preparación
 
La receta de María explica cómo hacer todo el proceso a mano; yo tengo que reconocer que he hecho trampa y he recurrido a mi robot para ahorrar tiempo y esfuerzo, así que os  explico cómo lo he hecho:
 
Precalentar el horno a 180º.
 
Poner en el robot o amasadora la manteca de cerdo, el zumo de naranja, el vino y la ralladura de naranja. Batir a velocidad media hasta que esté todo bien integrado.
 
Separar una cuarta parte de la harina y reservar.
 
Añadir las 3/4 partes de la harina en 3 tandas. Una vez que esté toda integrada, volcar la harina reservada en la superficie de trabajo y echar la masa encima. Amasar hasta que toda la harina se haya incorporado. Ojo: la masa quedará blanda y algo pegajosa, pero no hay que echarle más harina, de lo contrario los serenos pueden quedar duros y secos. El reposo en frío nos permitirá trabajar la masa después sin grandes problemas.
 
Ponemos la masa en un cuenco, tapamos con film y dejamos reposar 3-4 horas en la nevera, o incluso toda la noche.
 
Pasado ese tiempo sacar la masa y estirarla con rodillo entre dos papeles de hornear, dejándola de un grosor de 1,5 cm.
 
Cortarla con el cortador de nuestra elección. Yo utilicé uno cuadrado. Consejo: Es útil aceitarlo con un pincel mojado en aceite de oliva para que no se nos pegue demasiado la masa y resulte difícil separarlos del cortador. Esto lo descubrí sobre la marcha :-)
 
Llevarlos al horno en una bandeja forrada con papel sulfurizado. Colocarlos bastante separados porque crecen bastante.
 
Tiempo de horneado: Depende mucho del tamaño que les demos, del grosor, de los caprichos de nuestro horno... En mi caso fueron 18 minutos, 15 de ellos con calor arriba y abajo y los últimos 3 minutos con ventilador.
 
Dejar enfriar sobre rejilla. Cuando estén completamente fríos, rebozar en abundante azúcar glace.
 
 
 
 

9 comentarios:

roski dijo...

Madre que cosa mas ricas..................un bico

Mi toque en la cocina dijo...

Menudo lujazo de regalo. Unos serenos deliciosos.
Un besito desde Las Palmas y felices fiestas.

Miss Migas dijo...

Que envidia recibir un regalo así, seguro que le sacas un partido increible, qué generoso tu amigo.
Sin duda alguna estos serenos tienen una pinta bestial! Besotes

mixrock dijo...

¡Qué regalo más bueno te han hecho! A mí me encantaría tener un cuaderno con las recetas “familiares” =)
Los serenos tienen una pinta buenísima, con lo que me gustan a mí las hojaldrinas!

Por cierto, acabo de hacer el Baileys casero que publicaste hace tiempo (16 de enero para ser más exactos). ¡Qué maravilla! Como tu decías no he podido resistirme a probarlo antes de dejarlo reposar, jajaja. Supongo que lo publicaré mañana o pasado.

Besos!

Laube dijo...

Conozco esos dulcitos de textura maravillosamente hojaldrada, sin serlo. Qué ricos!
Mneuda suerte has tenido de que te regalen ese cuaderno. Qué regalazo!
Besitos

Marivi dijo...

Felices fiestas. Espero que disfrutes estos dias con todos los tuyos. Besos

Paula dijo...

ohhh Fabi, maravilloso regalo!!! El que te han hecho a ti y el que tú nos haces compartiendo la receta.

Saldrán unos cuantos con esas cantidades, no??? Yo me los apunto, que me encantan estos dulces ;)

Besos y que pases muy buenos días. Paula

María José dijo...

Serenos....¡ Qué bonito nombre !
Las hojaldrinas en casa nos encantan y la verdad, las comemos solo en estas fechas. He comprado una bolsa de un kilo. Me encantaría hacer tu receta. Las fotos invitan a probar.
Felices fiestas para ti y los tuyos.
María José.

Hilda dijo...

Ese cuaderno sería el mejor regalo que me pudieran hacer a mi jejeje... que suerte tieneeees....
Se ven exquisitos los serenos.
besinos